Elementos a manejar durante el proceso de instalación de un CIE

Elementos a manejar durante el proceso de instalación de un Comando de Incidente en Escena CIE, durante una emergencia hazmat

 

  • Establecer las estrategias de intervención, evaluación inicial, monitoreo de atmósferas peligrosas, control y reducción, logística de soporte y rescate
  • Contactar en el CIE al personal de operaciones involucrado, que lidera las acciones de control,
  • Procurar la totalidad de los detalles del evento, mecánica de evolución del evento y su estatus actual,
  • Procurar información sobre materiales peligrosos, procesos y equipos y personal de respuesta operacional involucrados,
  • Evaluar daños y consecuencias,
  • Enumerar las acciones operacionales emprendidas y
  • Trazar estrategias y tácticas para iniciar acciones de ataque y combate del evento hazmat activadas,
  • Establecer el estatus de la producción de la instalación afectada (riesgos entrampados),
  • Riesgos generales, adicionales y consecuencias potenciales a corto plazo.
  • Comunicar al Centro control de Emergencias la información que requiere así como las solicitudes logísticas necesarias.

Evaluación y monitoreo de atmósferas peligrosas:
Es de extrema prioridad para planificar operaciones de emergencia con materiales peligrosos, que obtengamos y analicemos toda la información posible sobre el teatro de operaciones hazmat de intervención. En especial es necesario que conozcamos y evaluemos los niveles críticos de exposición peligrosa por toxicidad, reactividad, inflamabilidad, explosividad, radiación térmica, supresión y/o desplazamiento de oxigeno, del o los productos involucrados en el evento.
Solo así podremos planificar en el área de intervención; estrategias de movilización, de ingreso, de cobertura, de contingencia, de rescate y de la selección del nivel apropiado de protección personal requerido para entrar en atmósferas contaminadas y ambientes peligrosos.
El objetivo principal del monitoreo y evaluación inicial de atmósferas peligrosas en la zona de intervención más peligrosa (zona caliente), es determinar las distancias iniciales de restricción y exclusión al acceso de personal no capacitado, no entrenado y/o desprotegido del nivel adecuado de protección personal requerido, de los sectores de riesgo intermedio y de seguridad denominadas zonas de acceso restringido, limitado (exclusión) y de seguridad.
Solo así podemos asegurar control del nivel seguridad del personal expuesto a ambientes contaminado y de la operación per se.

Selección del nivel apropiado de protección personal:
Una vez que hemos establecido los potenciales y reales riesgos a los que nos enfrentamos, el siguiente paso de la planificación lo constituirán la determinación y selección del nivel de protección personal integral (protección corporal general, protección respiratoria) apropiado para la intervención tanto del sector caliente como de las áreas tibia y fría. También se definirá el nivel de protección del personal de los corredores de reducción de descontaminación, del personal de rescate, los niveles de protección por encapsulamiento total o parcial, los niveles de protección respiratoria, de dotación y facilidades de aire suplido, autocontenido o de protección respiratoria mecánica (filtros canister), así como los niveles de protección integral química según la MSDS del producto involucrado.

Fichas de seguridad e Información de materiales peligrosos (MSDS):
Es esencial, como previsión en seguridad de riesgos, que para los análisis de riesgo de procesos industriales y manufactura, se posea la totalidad del inventario, tipos, clasificación, stock´s actualizados, volúmenes de materiales peligrosos utilizados en ellos.
En caso de emergencias, el tener a la mano en los vehículos de respuesta hazmat manuales de respuesta de emergencias con materiales peligrosos y poder también contar con MSDS de todos los productos (insumos, materias primas productos terminados) de la empresa actualizados semestralmente en cuanto a volúmenes almacenados, ubicación así como las condiciones y procedimientos especiales de seguridad y reacción en caso de emergencia.
Debe haber reproducciones actualizadas de todas las fichas MSDS en los vehículos del comando de incidente en escena CIE, en las salas de control de las instalaciones y laboratorios industriales, en los centros de control de emergencia CCE y en los planes de emergencia operacional particulares por planta.
Conocer al enemigo tal y como es ayudará rápidamente a derrotarlo y eliminarlo.


Maniobras y acciones de rescate en operaciones hazmat:

En común tener como otro problema sumado a la plantilla de planificación de operaciones, el planificar acciones y maniobras de rescate en ambientes contaminados. No es factible que podamos ingresar en zonas de peligro químico, si no estamos protegidos debidamente y si no obedecemos a una estrategia única y conocida por todos los integrantes del grupo de respuesta hazmat.
Es poco probable que se pueda entender que debe esperarse al arribo de los bomberos industriales y/o municipales con el equipamiento requerido para el ingreso, búsqueda, rescate, estabilización, extricación, descontaminación, etc; de lesionados y afectados, antes de la entrega en triages primarios y/o ambulancias del Comando de Incidente en Escena. También se puede pensar como opción de mejora de respuesta, que si el personal de operaciones de la empresa posee los equipos de protección requeridos así como el entrenamiento adecuado, puedan ellos iniciar los procesos de patrones de búsqueda, rescate, estabilización, extricación y traslado a los puntos probables de descontaminación al unísono de la llegada de los bomberos hazmat para el soporte de descontaminación requerido según el procedimiento del producto manejado.

Procesos de descontaminación: Serán ampliados en capítulos posteriores
En casi el 90 % de las operaciones hazmat esta indicada la aplicación de procedimientos básicos (dos estaciones mínimo: shampoo amortiguador y enjuague final) de descontaminación para garantizar el egreso de personal de escenarios de contaminación química aguda.

Logística de soporte:
Para asegurar el total éxito de una operación de respuesta a emergencias con materiales peligrosos, es sin lugar a duda importante contar con una plataforma de soporte logístico apropiada que apoye todas las acciones de planificación, control, reducción de una emergencia con materiales peligrosos.
El Comandante en escena deberá designar a un Coordinador de Logística que atienda en sitio todos los requerimientos de comunicaciones, personal especializado, fuentes de energía, equipos de protección personal básico y especializado, fuentes de aire autocontenido y suplidores de rellenado en sitio, logística de rehidratación, alimentación, inertizadores y espumas para control de derrames, equipos de contención y absorción, infraestructura para la instalación del CIE, triages primarios, corredores de descontaminación, recursos en alerta.

Manejo de efluentes de residuos peligrosos post emergencias:
Un problema ocasionado por la ejecución (apropiada o no) de maniobras de control de emergencias con materiales peligrosos, lo representa la manipulación de los residuales del evento, sean estos los producidos por el evento en si, derrames, liberaciones liquidas y/o sólidas, o como resultado de la aplicación de cantidades de agua, espumas, inertizadores y diluyentes específicos.
Para esto es recomendable poseer la información técnica documentada y soportada por los proveedores y/o fabricantes de la lista total de productos peligrosos del stock general de la empresa. Esto facilita el conocer los productos a añadir en caso de emergencia, los compuestos formados post emergencia, las necesidades medios de contención fijos y/o portátiles, y por ultimo la disposición y ubicación final de dichos desechos, su tratamiento particular, trampas y piscinas de recolección.
Debe también coordinarse con el personal del departamento técnico y de loas especialistas de ambiente de la empresa lo relativo a la activación y notificación de los planes de emergencia y/o contingencia previamente preparados.


Selección de materiales absorbentes para derrames (remediación):

En el pasado, se produjeron derrames importantes que motivaron la implementación de acciones para su control y limpieza, los que por lo general no eran apropiados y esto creó consecuencias ambientales y de salud para los trabajadores que participaron en dichas acciones de limpieza.
El proceso de planificación en el control de emergencias con materiales peligrosos siempre deberá ir en dirección de la eliminación del riesgo en los derrames. También es prudente la implementaron de planes de contingencia previos que reconduzcan el impacto del derrame si este llegase a suceder. Adicionalmente las operaciones de control de emergencia generan desperdicios líquidos que deben ser confinados mientras se elimina su fuente principal.
Para el resultado efectivo del manejo adecuado de emergencias con materiales peligrosos, debemos conocer de la existencia de gran cantidad de productos comerciales (orgánico, inorgánico o sintético) para las labores de absorción y adsorción de residuos contaminasteis de originados durante o post emergencia. Por último para determinar que producto y/o equipo utilizar debemos conocer del producto manejado:
la naturaleza química y composición general, las propiedades de solubilidad y evaporación, limites de inflamabilidad y temperatura de inflamación, toxicidad, viscosidad, medidas de seguridad y salud y efectos ambientales.


Selección de los métodos de descontaminación ambiental:

Hacer confluir los objetivos y la activación de los planes de emergencia por materiales peligrosos con las acciones de control de protección ambiental es un hecho de reciente data. Si bien los departamentos de seguridad y protección ambiental, han desde hace algunos años, desarrollado y actualizado planes de prevención, control y enlaces de emergencias con productos susceptibles de degradar al medio ambiente, Desde reciente tiempo los técnicos en planificación de control de emergencia han enfocado la importancia de esta estrecha relación ambiente-Hazmat. Por tal razón, el personal de planificación de control de emergencias hazmat debe realizar evaluaciones de los planes de protección ambiental, legislaciones, regulaciones, protocolos de recolección de productos post emergencia para entender mejor el nivel de reacción y responsabilidad adquirido al enfrentar una emergencia con materiales peligrosos máxime si esta afecto a terceros y al medio ambiente del entorno.
Conocer de estos planes es vital para que la calidad y capacidad de los resultados se pueda concentrar en dos frentes simultáneos para el control de la emergencia y apoyar a las labores de contención, dilación, amortiguadores de los desechos contaminantes producidos durante la emergencia. Esta labor y relación debe estar bien cimentadas con el personal técnico de protección ambiental de la empresa.
Las opciones a considerar siempre dentro de los patrones establecidos:
Recuperar el material liberado (liquido/sólido), reciclar el material derramado recuperado, incinerar el producto recuperado y almacenar bajo norma ambiental, el producto recuperado.
Existe un ultimo recurso que es el de enterrar recipientes con el producto recuperado, pero esta practica no es recomendable desde el punto de vista seguridad ambiental.


Manejo de la información con centros de control de operaciones de emergencia:

Con el paso del tiempo se ha acentuado la necesidad de que haya involucramiento mas activo y competente de los grupos de reacción gerencial en apoyo de alto nivel en la planificación y desarrollo de operaciones de control de emergencias industriales de grado “2”, o en caso de contingencias industriales y/o mayores, Grado “3”.
Es fundamental que cada nivel gerencial, paseándonos por todos los rangos, entienda y comprenda sus responsabilidades inherentes de activación, intervención y apoyo en el Centro de control de Emergencias CIE activado según el caso. En esta activación el CCE deberá conocer y manejar todos sus recursos disponibles y a medida que el nivel de toma de decisiones sea mas alto, manejar adecuadamente los mecanismos de comunicación y de solicitud de recursos y así como la logística necesaria, solicitada por los Comandos de Incidente en Escena.

Toma de decisiones en planificación de operaciones de emergencia con materiales peligrosos:
Es vital que para el mejor desenlace de las operaciones de control de emergencias con materiales peligrosos en sitio, aceptemos el hecho de que deben tomarse muchas decisiones a nivel operacional, de control de emergencias, de rescate, de evacuación, de atención y traslado de lesionados, de contención y manejo de desechos tóxicos, de relaciones públicas con la comunidad y entornos de interés, con los medios de comunicación social así como del manejo de la solicitud y procura de soporte logístico, tecnológico y humano y otros ámbitos necesarios.

Sin embargo, no siempre es fácil el encarar con el suficiente refuerzo técnico, frentes de riesgo potencial, emergencias y contingencias industriales de grado medio, sin el que tomar decisiones haya facilitado o entorpecido las acciones emprendidas. Lo importante a señalar es que todos los niveles involucrados en operaciones de control de emergencias con materiales peligrosos, deben conocer la totalidad de las responsabilidades que deben asumir, al activarse un plan de emergencia operacional.

Solo si nos enfrentamos a escenarios teóricos previendo las hipótesis de emergencia catastróficas, podremos apreciar cuales son las debilidades del proceso de toma de decisiones en control de emergencias.

Para llegar a este nivel, debemos conocer la totalidad de los escenarios teóricamente descritos y evaluados, conceptualizando sus dimensiones, riesgos potenciales, daños causados, consecuencias inmediatas y futuras, cuestionando cada paso a tomar en un simple cuestionario de preguntas de Sí y No. Así iremos recorriendo todas las fases de la reacción industrial y dándonos cuenta que eslabones son más débiles al momento de ocurrir el peor de los escenarios con limitaciones de respuesta y personal.

Entenderemos entonces que áreas necesitaran refuerzo e inversión para mejorar la calidad de la respuesta ante emergencias con materiales peligrosos en base a la toma de decisiones.


Medios de comunicación social y comunidad:

Los métodos y formas del manejo de la información a los medios de comunicación social han dado un giro importante en la última década. Hoy ha sido posible entender que durante emergencias con materiales peligrosos, pueden producirse potenciales efectos y consecuencias en entornos poblaciones cercanos, en carretera y al medio ambiente.

Si lugar a dudas, que a posteriori de una emergencia tecnológica con materiales peligrosos, el arte de informar a los medios de lo que acontece, de lo que se genera en consecuencias y de las acciones a seguir por la empresa, ocuparan la gran mayoría de las preguntas de los representantes de los medios.

Debe ser obligación de la empresa manejarse con mucha sobriedad y franqueza con los medios de comunicación social, ya que ellos pueden ser benefactores aliados de divulgación de la “verdad” y/o convertirse en detractores desinformantes de noticias fuera de la realidad; que solo producirán más riesgos, desaliento, incertidumbre en la comunidad receptora de dicha información.

Si recibimos con cordialidad dentro del marco de oficialidad a los representantes de los medios, por intermedio de un nivel gerencial acorde y ligado al medio público, con la coordinación de reuniones de prensa con el alto nivel gerencial representantes del Centro de Control de Emergencias de la empresa, con facilidades para conocer a fondo generalidades de lo acontecido; planta comprometida, procesos en falla, mecanismo de evento y emergencia suscitada, posibilidades de acudir a la zona del evento en sus áreas de seguridad máxima para la posible toma de gráficas y videos, lugar apropiado para la espera de información y para el poder transmitir a sus fuentes de prensa particulares vía teléfonos, computadoras, fax; estaremos propiciando y acercándonos a la mejor forma de encarar este complejo axioma de saber comunicar información a cerca de una emergencia tecnológica.

Terminación de operaciones de emergencia con materiales peligrosos:
En una emergencia industrial con productos clasificados como peligrosos todos saben o la gran mayoría se entera del momento del inicio de un evento de emergencia, de la activación de alarmas, de la activación de planes de control operacional y de respuesta, pero al finalizar las condiciones de peligro; se crea un vacío de incertidumbre, ambiguo en desinformación en los grupos laborales de la empresa que contribuyen a la desconfianza en el aparato de control y respuesta para emergencia.

Si es una emergencia industrial o en carretera con materiales peligrosos, es mucho más complicado aun el manejo de cuando es realmente seguro el retorno a operaciones de rutina o a edificaciones de habitación.

La empresa debe definir, distribuir y divulgar, procedimientos de evaluación de daños y análisis de necesidades post emergencia, valorando el nivel de riesgo de la misma para efectuar entonces una declaratoria de retorno de condición de peligro a condición normal o rutinaria (cambio de condición roja-peligro a amarilla-amenaza o; a condición verde-rutina/normalidad), actividades estas reservadas exclusivamente al grupo de reacción gerencial del Centro Control de Emergencia activado.

Solo ejercitando este procedimiento podríamos disminuir el nivel de incertidumbre del personal en la post emergencia y aumentar el nivel de confianza en la capacidad de respuesta empresarial. En este procedimiento deberán definirse las acciones a seguir en caso de emergencia con cada producto peligroso en particular. Elaborando planes de reacción individuales y determinando así los, niveles de involucramiento y toma de decisión en caso de evacuación y/o retorno a normalidad. Este procedimiento debe incluir el nivel de autorizaciones para el retorno seguro a las actividades laborales de rutina de la empresa.

Por: DGS Haward Méndez H.