Generalidades de un Sistema Típico de Manejo de Emergencias

Generalidades de un Sistema Típico de Manejo de Emergencias

La complejidad del manejo de emergencias, junto con la creciente necesidad del compromiso de múltiples organismos, dependencias y agencias en las emergencias, sean estas urbanas o industriales, ha aumentado la necesidad de tener un sistema normalizado y adaptable de manejo de emergencias no sólo dentro de los estados o países sino, de modo creciente de carácter internacional. Cada vez se hace más importante basar los acuerdos internacionales en un sistema común de manejo de emergencias. La mayoría de estos sistemas se basan en la plataforma de respuesta de sistemas de comando en escena conformados a mediados de los años 60 en el ataque a incendios forestales en el norte de EEUU.

Puede ser necesario adaptar el Sistema de Manejo de Emergencias (SME) para que se ajuste a los sistemas políticos, administrativos o culturales, costumbres y valores existentes en una localidad, pueblo, ciudad, estado o país determinado. Cuando la finalidad principal es mejorar el manejo de emergencias dentro de un área, tales adaptaciones no son sólo beneficiosas sino que pueden ser esenciales para la adopción del sistema en si. Teniendo en cuenta que el SME es un modelo comprobado en muchos países y dado que los materiales de formación están disponibles gratuitamente, la adopción del sistema por parte de una organización, estado o país puede ser muy beneficiosa.

El marco del SME es un foro efectivo en el que se pueden tratar problemas de manejo de emergencias entre organismos y personal de respuesta. Estableciendo un mando unificado de los representantes respectivos de organismos u organizaciones, en una sola sede de inter-agencias para el manejo de emergencias, se logran las siguientes ventajas:

  • Se elabora una serie de objetivos para toda la emergencia.
  • Se adopta un enfoque colectivo para el desarrollo de las estrategias a fin de lograr los objetivos de la emergencia.
  • Se mejora el flujo de información y la coordinación entre todas las jurisdicciones y organismos involucrados en la emergencia.
  • Todos los organismos con responsabilidad respecto a la emergencia tienen conocimiento de las prioridades y restricciones de cada uno de ellos.
  • Ninguna autoridad de un organismo o los requisitos legales son comprometidos u olvidados.
  • Cada organismo conoce plenamente el plan, las acciones y limitaciones de otros organismos.
  • Los efectos combinados de todos los organismos se optimizan porque cumplen sus respectivas misiones bajo un solo plan de acción de Emergencias.
  • Se reduce o elimina la duplicación de esfuerzos, reduciéndose los costos y la posibilidad de frustración o de conflicto.

La estructura del SME se basa en los principios siguientes:

  • Terminología común: La terminología del SME está normalizada y es coherente con todos los organismos involucrados.
  • Organización modular: La estructura del SME se puede aumentar en múltiples niveles para atender la complejidad y extensión de la emergencia.
  • Comunicaciones integradas: El SME requiere un plan común de comunicaciones, procedimientos normalizados de operación, un texto claro, frecuencias comunes y terminología común.
  • Planes consolidados de acción de emergencias: los planes de acción describen las metas de respuesta, los objetivos operativos y las actividades de apoyo.
  • Espacio de control manejable: Un “alcance manejable” se define como el número de individuos o funciones que una persona puede manejar con eficacia. En el SME, el espacio de control para cualquier persona queda dentro de un margen de tres a siete recursos, siendo cinco el óptimo.
  • Instalaciones designadas para emergencias: Éstas tienen funciones claramente definidas para ayudar en el manejo eficaz de la emergencia.
  • Manejo completo de los recursos: La totalidad de los recursos se maneja a través de todas las organizaciones desplegadas en una emergencia, incluyendo la máxima seguridad del personal.

La estructura de la organización de emergencias SME se construye alrededor de cuatro componentes principales:

  1. Control – manejo de la emergencia (Comando)
  2. Programación – recogida y análisis de información sobre la emergencia y programación de las actividades de respuesta (Planificación)
  3. Operaciones – dirección de los recursos para luchar contra la emergencia. (Operaciones)
  4. Logística – provisión de instalaciones, servicios y materiales necesarios para luchar contra la emergencia. (Logística)

Estos cuatro componentes son el fundamento sobre el que se construye la organización del SME. Se aplican durante una emergencia rutinaria, cuando se preparan para un acontecimiento importante, O cuando se maneja la respuesta frente a un desastre importante. La estructura del SME puede ampliarse o reducirse para manejar cualquier tipo y tamaño de emergencia.


Conclusiones

La seguridad, la efectividad y la eficacia se pueden lograr cuando es posible una integración sin fisuras de los organismos para una emergencia de nivel local y también para un despliegue internacional para ayudar a un país que lo necesita. Un SME aplicado mundialmente mejorará la seguridad de los combatientes, la eficacia y la efectividad en el manejo de la respuesta a una emergencia.

El SME proporciona el modelo para el manejo, control y coordinación de una respuesta de emergencia. Es un medio de coordinar los esfuerzos de los organismos porque trabajan con el objetivo común de estabilizar una emergencia y proteger las vidas y propiedades y el medio ambiente. También reduce el riesgo de superposición de organismos y la confusión potencial ante una emergencia debida a un mal entendimiento o a una coordinación inadecuada.

Es esencial que se adopte un sistema común de manejo de emergencias a escala mundial, permitiendo que cualquier ayuda funcione con rapidez y eficacia. El SME es el instrumento que puede lograr tal objetivo.

Por: Haward Méndez H.
Orlando – USA